— Los fashionpedists

Archive
31 mayo 2012 Monthly archive


La Feria del Libro de Madrid es ese crisol de culturas y subculturas que tiene lugar una vez al año en el Parque del Retiro. Hay libros, muchos libros. Y mucha gente. A veces demasiada. Como buen evento aglutinador de elementos dispares, es un lugar perfecto para hacer sociología delirante. Y como hay libros con un 10% de descuento, pues allá que vamos todos los años. Porque si hay algo que nos guste, aparte de Prada, son los libros. Y la sociología delirante.

Read More


La semana pasada decía que los fashion films eran el nuevo negro, entre otras cosas, porque permitían contar una historia a través de los vestidos y, lo que es más importante, narrar la identidad de la propia marca. Hablaba del recurso al fetichismo en el cine mudo y hablaba de Prada, porque era pionera en el asunto y porque yo ya he asumido que todos los caminos me llevan a Prada y que esto me lo tengo que mirar. Pero hoy no es día de mirarse posibles desórdenes psicológicos. Hoy es día de hablar de ellos. Aunque igual así, hablando de la Terapia de Prada, hago yo también la mía:

Read More

Decía el historiador Eric Hobsbawm que los únicos verdaderamente capaces de predecir el futuro son los creadores de moda. Todos sabemos lo complejas que son las tendencias, y que en el fondo de esa habilidad para ver el porvenir hay una especialísima sensibilidad para detectar lo que ya está en el aire, para coger el vuelo esos cabos sueltos de fenómenos incipientes que en meses después serán ya una realidad. De ahí que el trabajo del coolhunter tenga una parte basada en la intuición y otra mucho más amplia, centrada en la observación, clasificación y formulación. Yo no pretendo tanto, porque yo no soy coolhunter ni soy capaz de avanzar el próximo triunfo del smoky eye, el gloss sabor mandarina o la ropa navy con toques flúor, zapato plano y piercing genital, pero sí me atrevo hoy a apuntar tres predicciones que en los próximos meses, años, décadas, podrían ser una realidad. Tal vez ya lo sean, y yo llegue tarde, que podría ser, dado que yo siempre me entero de todo cuando ya ha pasado de largo. O tal vez no. En todo caso, aquí van.

Read More


Que el vestuario es clave para contar historias lo sabemos. También sabemos que, gracias al vestuario, o a pesar de él, se han construido muchos personajes que han rebasado los límites de la película (véase Marlene Dietrich. O Mae West. O la omnipresente Hepburn) Todos podríamos reseñar un buen puñado de películas que, por distintos motivos, son hitos de la moda en general o del vestuario cinematográfico en particular. Un buen vestuario retrata la psicología del personaje, nos habla de la historia en términos estéticos, nos sitúa en mundos imaginarios, exagera la teatralidad, la naturalidad o el minimalismo de las emociones contenidas en la trama…Vamos, que un buen vestuario no es sólo el continente, también (y sobre todo) el contenido.

Read More