— Los fashionpedists

Archive
31 octubre 2011 Monthly archive


A veces, los grandes entre los grandes, la gente que nos postra de rodillas ante un dobladillo, un corte o un despliegue cromático, también tienen momentos de bajona. Y lo reconocemos y asumimos. Aceptamos las críticas, para nosotros y para los objetos de nuestra adoración. Así que, con todo el dolor, os dejamos con este tríptico que es un rosario de decepciones, con los momentos más flojos de los más fuertes entre los fuertes.

Read More


NO quiere usted levantarse. NO quiere deslegañar su cara. NO quiere desayunar AllBran. NO quiere lavarse el sobaquillo y, ante todo: NO quiere vestirse. Mire si le comprendemos, que escribimos esto en pijama. Y es la una-y-cuarto del mediodía. NO le digo más. NO sabrá de moda, quien les habla, pero tiene 3 tratados sobre días imbéciles.

Read More

Supongo que ustedes habrán sufrido alguna vez esa frustración que surge al ir de compras y no encontrar absolutamente nada de su gusto. Pues bien, a mí eso nunca me había pasado. Yo no tengo gusto, tengo ansias indiscriminadas de consumo. Y hasta hace bien poquito, casi todo me servía, ya pensaría en casa cómo combinarlo. Pero llevo unos meses vacía, apática, frustrada, deambulando errante por la Gran Vía.

Read More

Ya está bien. Se acabaron las elucubraciones. Como diría nuestro admiradísimo Abraham, nos tienen hasta el parrús con tanta ida y venida en torno a la sucesión de Dior. Vivimos presas del pánico ante el posible nombramiento de ese nerd venido a capitán del equipo de rugby también conocido como Marc Jacobs. El otro día nos despertamos con el rumor de la vuelta de Adrover. Muy fans de Adrover, pero, en serio, ¿hasta Adrover hemos llegado? ¿Adrover, que ha jurado y rejurado que nunca trabajaría para una gran casa que no llevara su nombre? Dior, en estos momentos, aparte de un centenar de costureras bondadosas y muy salás que están viviendo sus cinco minutos de fama (muy merecidos, oiga), es la casa de Tócame Roque a.k.a El coño de la Bernarda. Todos pueden ser los nuevos amos de la firma y a la vez ninguno. Galliano dejó el listón muy alto , sí, pero también dejó un mundo interior que nadie, esperemos, podrá ni querrá imitar. Por eso, dado que en la Maison ahora mismo caben todos, sin importar trayectoria, talento, edad, cordura, raza o condición, desde aquí le sugerimos humildemente a nuestro amantísimo Sr. Toledano que tenga en cuenta estos nombres, por si se le había escapado anotarlos en su lista kilométrica:

Read More